Las bodas son celebraciones repletas de tradiciones: el camino al altar, el arroz, el vestido blanco, tirar el ramo o las alianzas. Esta última trae consigo una serie de tradiciones más: quien las lleva, en qué dedo se colocan, quien las pone, etc. En la siguiente información te contamos quién debe llevar las alianzas hasta el altar, de donde proviene esta tradición o el porqué de esta acción en las bodas. Por último, te damos unos consejos sobre cómo llevar las alianzas hasta el altar. Además, recuerda que en Cristina Wish disponemos de alianzas para todos los gustos y necesidades para que tu boda sea única y especial. 

¿Qué simbolizan las alianzas?

En primer lugar, una alianza simboliza la unión matrimonial de una pareja y aunque tradicionalmente eran de oro amarillo en la actualidad existen en multitud de formas y colores.  

En cuanto a su simbolismo, representa su propia forma, un aro sin principio ni final. Eternidad, compromiso o fidelidad también son una de las cosas que pueden verse reflejadas en una alianza de matrimonio. En definitiva, una alianza es un objeto que llevaremos siempre con nosotros como muestra de unión y amor eterno. 

¿Cuál es el origen de las alianzas?

La historia de las alianzas comienza 5000 años atrás, en el Antiguo Egipto los egipcios de la edad del bronce comenzaron a fabricar amuletos con connotaciones mágicas y religiosas. Uno de estos amuletos era un anillo que simbolizaba la perfección, la unión o el amor eterno, ya que el círculo era una figura perfecta.

En sus orígenes, las alianzas estaban realizadas en hueso, marfil o cuero. Con el paso de los años fueron perfeccionándose utilizando materiales de mayor calidad como metales nobles, piedras preciosas o vidrio. 

Desde sus orígenes en Egipcio, esta tradición fue pasando a lo largo de todas las generaciones hasta llegar al día de hoy sin sufrir apenas ningún cambio. 

¿Cómo se deben llevar las alianzas hasta el altar?

Una vez elegida nuestra alianza perfecta, debemos pensar cómo vamos a llevarla hasta el altar. Lo habitual es contar con un porta alianzas que nos permita llevar las alianzas por el camino. Estos porta alianzas pueden ser de diferentes formas, un cojín blanco, una caja personalizada o elementos más originales como medio coco, un bastidor o troncos de árbol tallados.

¿Quién lleva las alianzas en una boda?

La tradición dice que las alianzas deberán ser guardadas por el padrino hasta el momento de la ceremonia y justo antes de empezar deberá entregarlas, junto con su porta alianzas,  a la persona encargada en llevarlas hasta el altar. Además, esta persona encargada de llevarlas hasta el altar debe ser un niño cercano a la pareja, habitualmente hermanos, primos o sobrinos. 

Sin embargo, las bodas y las familias se han visto transformadas en los últimos años es posible que en la familia no haya ningún niño en el momentos de la boda. Por este motivo, cada vez es más habitual que los hijos de la pareja sean los encargados de realizar esta acción independientemente de su edad. También se está empezando a ver como la mascota de la pareja es quién lleva las alianzas hasta el altar, aunque necesite una mayor preparación para que todo salga bien. 

En definitiva, no hay una persona marcada en la familia que tenga que llevar las alianzas al altar, únicamente deberá ser una persona responsable e importante para los dos. Por último, si aún no tienes tu alianza perfecta elegida, en Cristina Wish tenemos un amplio catálogo de alianzas para todos los gustos y necesidades.