Tantas cosas que decidir, en las que pensar, detalles e imprevistos que gestionar. Entendemos que la logística de una boda no es sencilla y en Cristina Wish hemos decidido ayudaros, esta vez dando unas pautas para poder escoger el transporte adecuado. Sabemos que es muy habitual que el convite no esté justo al lado del lugar donde se celebra la ceremonia. Aunque hay ocasiones en las que se ha centralizado en el mismo lugar, para las bodas que no es así aquí está este post que llega a recogeros y a llevaros al destino adecuado.

Pensad en las circunstancias de todos los invitados

Vuestro vehículo de llegada puede ser divertido (en patinete), arriesgado (en moto) u original (en helicóptero). Como queráis. Pero para los invitados debemos pensar que habrá personas de muy diversas edades y su movilidad será muy diferente, así que debemos pensar en todos ellos y adecuarnos lo mejor posible a todas las circunstancias. Lo mejor es coger lápiz y papel y hacer la lista de los invitados que creeis que necesitarán de medio de transporte, porque según cuantos sean dependerá la opción escogida, y no gastar más de la cuenta. Y si tenéis dudas ¡preguntad a vuestros invitados! Estarán encantados de que los tengáis en consideración para que estén lo más agusto posible en vuestro gran día.

Y si es necesario buscar vehículos con rampa, o con escalones no muy altos, en el caso de que algún invitado lleve muletas, o vaya en silla de ruedas, o su movilidad sea reducida por cualquier circunstancia.

El acceso al lugar de la ceremonia y la celebración

No es lo mismo que el recinto tenga aparcamiento propio que si es difícil encontrar un lugar para aparcar. Si la carretera es sinuosa y hay que tomar un desvío complicado, que si la ruta es sencilla. También si está muy lejos de la ciudad de donde son principalmente los invitados o si les pilla muy a desmano. Todo esto influye a la hora de decidir alquilar un autobús o escoger un vehículo más pequeño. También influirá el número de invitados que preferirán no coger sus propios vehículos si el lugar es complicado y alejado.

Juntos más divertido

No debemos desdeñar que el trayecto puede convertirse en una parte más de la fiesta, y que es mucho más divertido viajar 40 personas juntas que cada uno en su coche. ¡Y mucho más económico y ecológico! Así que estas ventajas hay que tenerlas también en consideración. Pero nunca obligar a vuestros invitados a nada, porque según sus circunstancias tal vez deseen utilizar sus propios medios para poder irse en caso necesario.

Autobus, microbus, furgonetas, limusinas, taxis…

La decisión depende del número de personas, del espacio para aparcar y maniobrar, pero también del estilo que le queráis dar. Si queréis una boda con aire hippie quizá las furgonetas de aire vintage sea la decisión perfecta o si vuestra boda es formal y el dinero no es impedimento tal vez vuestra opción sean limusinas. Pero nunca apurar las plazas, es mejor dejar alguna libre, por si hay cambios de opinión de última hora y, por supuesto, no queremos dejar a nadie en tierra.

Dejad claro las reglas del juego

Los invitados deben saber, sin género de duda, cuando los recogerán y dónde. Así como las opciones de vuelta. No queremos que nadie se pierda nada de la ceremonia o la fiesta, además puede que no sea fácil por sus propios medios llegar al lugar, o no conozcan la ciudad. No todo el mundo es igual de resolutivo. Puede ser  buena idea dejar a alguien como encargado del transporte, y que sepa de antemano la gente que subirá al autobús para evitar despistes y dejar a alguien olvidado, y así una preocupación menos en vuestro gran día. Y para el regreso podéis dar varias opciones, es decir, programar varios horarios, para que vuestros familiares y amigos puedan estar en la fiesta todo el tiempo que deseen. Podéis añadir toda esta información en las propias invitaciones, o incluso crear una web para todas las dudas prácticas de vuestros invitados, depende de vuestro gusto.

Por último recordaros que un seguro de viaje es necesario. Normalmente será la empresa que se contrate la que lo gestionará, pero nunca está de más preguntar y dejar todos los papeles en orden y no necesitarlos nunca.

Desde Cristina Wish esperamos que nuestras sugerencias os hayan servido de ayuda para haceros un poquito más sencillo el gran trabajo que tenéis por delante a la hora de organizar vuestra boda. Es importante para nosotros contribuir un poquito en hacer aún más feliz vuestro gran día.