Los anillos solitarios constituyen el elemento principal de uno de los rituales más románticos: las bodas. Y es que, para que una boda se lleve a cabo, no puede faltar la pedida. Toda mujer ha soñado alguna vez con ese mágico momento en el que su pareja le haga la pregunta más deseada ¿quieres casarte conmigo? Por eso, toda imaginación es poca a la hora de sorprender a la que deseas que se convierta en tu mujer y, como pedida sólo hay una, más vale planearlo todo al detalle: quedará grabada para siempre en vuestras memorias. No deberás dejar nada al azar, y tendrás que elegir de entre todos los momentos, lugares, frases y solitarios, cuáles serán los elegidos.

Los anillos de pedida o solitarios, han sido tradicionalmente de oro amarillo o de platino. Pero las tradiciones, ¡pueden modernizarse! ¿Te atreves con un solitario de oro rosa? En Cristina Wish estamos seguros de que, esta idea, a ella le encantará tanto o más que a nosotros.

La pedida de mano perfecta

Si has dado el paso y has empezado a planear cómo pedir matrimonio a tu pareja, es muy fácil perderse en el inmenso mar de opciones y posibilidades. ¿Le gustará el restaurante que tengo pensado?, ¿Conseguiré sorprenderle con aquel vestido que tanto le gustó aquella vez?, ¿Será suficientemente romántico el embarcadero en el que tengo en mente pedirle la mano?, ¿Estoy seguro de que la puesta de sol es el momento perfecto?

 

Planear la pedida puede llegar a suponer un verdadero quebradero de cabeza, pero tendrás que confiar en tus instintos. Nadie conoce a tu pareja mejor que tú, así que deja de dudar y ponte manos a la obra. Todo lo que tienes que hacer, es centrarte en los detalles primordiales. El elemento más importante para la pedida, es sin lugar a dudas el anillo. Los anillos solitarios son toda una tradición: no hay prometida que no lleve uno en su anular izquierdo como símbolo de pedida para el matrimonio.

 

Los solitarios

Los solitarios son joyas que poseen una sencillez y elegancia abrumadoras. Están compuestos por un aro de metal, cuyo ornamento principal está formado por una sola piedra preciosa o semipreciosa incrustada. Por norma general, la elección de la piedra preciosa suele ser el diamante, por su dureza y resistencia. Son precisamente estas características, las que hacen del diamante el símbolo perfecto de amor y fidelidad. De todas formas, tal y como podrás comprobar, las posibilidades son infinitas, y encontrarás un amplio abanico de piedras preciosas, materiales y acabados.

 

Los solitarios de oro rosa

En cuanto al aro de metal, cabe destacar que tradicionalmente los materiales o acabados empleados, han sido el oro amarillo y la plata y platino. Aún así, si lo que tienes en mente es algo más innovador, moderno y diferente, lo que estás buscando es sin duda un solitario de oro rosa.

 

Aun así, a pesar de que en muchas ocasiones, estamos seguros de que el oro rosa encantará y sorprenderá a nuestra futura mujer, pueden surgirnos dudas respecto al material. Cabe destacar que el oro rosa, debe su característico color a una aleación de oro con plata y cobre. De modo, que puedes estar seguro de que es una estupenda elección, ya que se trata de un material de primera.

Además, otro factor a tener en cuenta, es que el oro rosa es el nuevo color de moda. Este acabado, se inventó en Rusia en el siglo XIX y ha llegado para quedarse. Si lo que estás buscando es una joya que desprenda calidez, juventud y pasión, el oro rosa será tu aliado.

En Cristina Wish tenemos disponibles desde los solitarios más clásicos y tradicionales, hasta los más modernos y diferentes. Si estás buscando el anillo de pedida perfecto, no dudes en visitar nuestra tienda online: encontrarás una amplia selección de joyas de alta calidad y elaboración propia.