San Valentín, la fiesta más romántica del año, está a la vuelta de la esquina. Los escaparates empiezan a teñirse de rojo y rosa, añadiéndose adornos con forma de corazón y demás elementos que hacen un llamamiento al amor. Por si esto fuera poco, aparecen ofertas y descuentos, lo que hace que no sepamos qué comprar ante tantas ideas.  ¡Y por eso venimos a vuestro rescate! Os queremos proponer algunos regalos que quizá no se os hubiesen ocurrido, o al menos, la forma de hacérselos llegar a tu pareja.

Ramo de flores

El clásico ramo de flores siempre es un acierto. Normalmente, las rosas rojas son las protagonistas de ese día, pero no son vuestra única opción. Podéis recurrir a diferentes flores y si no sabéis del tema, siempre puedes consultarlo con la floristería donde vas a comprarlo. Normalmente, tienen propuestas que combinan diferentes flores, colores, tamaños y formas, ¡en la variedad está el acierto!

Pero este obsequio de San Valentín no deja de ser un regalo de lo más tradicional… ¿Dónde queda la sorpresa o la innovación? ¡En la forma de dárselo! En vez de llegar a casa y dárselo, ¿qué te parece enviárselo al trabajo? O a la cafetería donde os encontraréis a la tarde para tomar un café… ¡Incluso puedes optar por dejárselo por la mañana como adorno de desayuno como que no quiere la cosa!  

Cesta de baño

Es posible que sea complicado cuadrar horarios para poder escapar un día a un spa… Así que, ¿por qué no regalarle el spa casero? Multitud de perfumerías ofrecen cestas con geles, cremas, sales de baño y demás elementos. Escoge la fragancia y la textura que creas que más puede gustarle a ella y dale la oportunidad de tener una tarde de spa en casa… Es más, ¡añade al pack unas velas y pétalos para dotar de romanticismo al momento! Quizá incluso una buena copa de vino.

Joyas que deslumbren

 ¿Qué mejor momento que San Valentín para regalarle una joya? ¡O incluso para pedirle matrimonio! Ambas opciones son igual de válidas y románticas, y en Cristina Wish podemos asesorarte a las mil maravillas sobre estas cuestiones.

Si lo que quieres es pedirle matrimonio, en nuestro catálogo podrás encontrar una amplia variedad de solitarios, de diferentes tamaños y materiales, con opción a añadir un grabado especial que le dé el toque ideal a la pieza. Puedes pedírselo durante la cena, poniéndolo en la copa de champán, o entregárselo en la nota del ramo de flores. ¡Es un momento perfecto!

Si por el contrario prefieres regalarle simplemente una joya sin significado concreto, ¡también tenemos piezas para ti! Tenemos una sección en la que encontrarás diferentes sortijas, collares y pulseras, con o sin diamantes, de distintos materiales. ¿La forma de dársela? ¡Lo dejamos a tu elección! Siempre puedes dejarle el estuche al lado de los cubiertos cuando vayáis a cenar, hacerle un camino de pétalos que finaliza en el lugar donde colocarás la joya o dárselo contándole tus sentimientos. ¡Hay mil maneras especiales de hacerlo!

¿Y para él?

No hay que olvidar que también es San Valentín para él, así que, ¿por qué no hacerle un regalo también a él? Son muchísimas las opciones que tienes, pero si quieres sorprenderle y que disfrute realmente del regalo, está claro: un par de entradas para ver a su equipo.

Es un regalo diferente que puede aprovechar contigo o con alguno de sus amigos, del que disfrutará al máximo. Además, al ser aún mediados de temporada, son muchos los partidos para los que puedes comprar las entradas. Pero, si por lo que sea, tu pareja no es seguidor de ningún equipo o deporte, ¡siempre puedes cambiarlo por entradas a conciertos o festivales que sean más de su gusto! O recurrir a cofres de experiencias y/o aventuras de las que pueda hacer uso cuando él desee.

Sin embargo, queremos destacar algo: San Valentín es el momento perfecto para hacer que tu pareja se sienta querida, para reavivar la llama del romanticismo y el amor. Por ello, ¡no tienes por qué preocuparte tanto por el regalo! No te dejes llevar por tu “yo materialista” y simplemente, disfruta de los momentos con tu pareja. Regales lo que regales, ¡será todo un acierto, te lo prometemos desde Cristina Wish!