Aunque el quilate métrico es también la unidad que se utiliza para medir el peso de las gemas, en el caso del oro este término tiene un significado distinto y que no debes confundir. ¿Sabes qué son los quilates del oro? Te lo explicamos a continuación.

Los quilates (K) miden la pureza del oro o lo que es lo mismo: la cantidad de oro que posee una joya. El oro puro es de 24 quilates, éste es su grado máximo, por lo que siempre que la cantidad sea menor estaremos refiriéndonos a una aleación de oro con algún otro metal.

Teniendo en cuenta lo anterior, es sencillo concluir que lo que miden los quilates del oro no es peso, sino partes o porcentajes. Así por ejemplo, si adquirimos oro de 18 quilates, tenemos que saber que se trata de un todo compuesto por 18 fracciones de oro y 6 de un metal distinto: plata, cobre, níquel...

La aleación del oro con otros elementos es habitual en joyería, puesto que la máxima pureza del primero se traduce en la práctica en una blandura excesiva para la confección de una joya. La aleación es necesaria por tanto para conseguir una mayor dureza, aunque también puede utilizarse para lograr un cambio en el color del metal o reducir el precio de una creación y hacerla de esta forma más asequible.

En Cristina Wish elaboramos todas nuestras joyas en oro de 18 quilates. Otras firmas lo hacen también en 14 quilates: más baratas, pero lógicamente de menor pureza.