¿Has decidido ya que quieres pedirle la mano a la chica de tu vida? A buen seguro que llevas días pensando en cuándo y dónde pedirle matrimonio a tu futura esposa, sin duda un momento que perdurará para siempre entre vuestros recuerdos.

Por ello, nada mejor que la llegada del buen tiempo y el aroma primaveral para preguntar a la persona que amas si desea pasar el resto de su vida junto a ti. Y es que la primavera es, sin duda, la estación del año ideal para los enamorados. Sol, flores, calorcito… ¡por algo es conocida como la estación del amor! En Cristina Wish te mostramos diferentes pedidas de mano en primavera para que elijas la que más te guste.

En el parque

Muchas son las opciones que se presentan en esta época del año. La luz natural, el color azulado del cielo, el sonido de los pájaros, y el cálido clima, forman un escenario natural para la ocasión. Componentes todos ellos ideales para que mientras caminas tranquilamente por los verdes parques de tu ciudad, le pidas matrimonio a tu pareja.

Porque elegir un lugar para realizar la propuesta de matrimonio no siempre requiere de una gran inversión. Así, llevarla al parque en el que soléis pasear o donde os conocisteis, puede ser la opción perfecta. Eso sí, conviene ser un poco original para hacer que ese lugar sea recordado para siempre. Tienes que crear la atmósfera idónea para entregarle el solitario de Cristina Wish con el que tu chica caiga rendida a tus pies.

Haciendo un picnic

Parece una idea de película, pero funciona. Lleva a tu chica a hacer un picnic en algún lugar rodeado de naturaleza, y si es cerca de un río mejor ya que la puesta en escena será aún más bonita. A buen seguro ya sabes cuál es la idea, pero por si acaso te lo recordamos. Extiende un bonito mantel con rica comida y una refrescante bebida para pasar un buen rato con la mejor de las compañías.

Para el postre puedes regalarle a tu chica una caja con sus bombones favoritos. Para ser original puedes encargar que en cada bombón haya una letra, y que cuando tu chica abra la cajita con forma de corazón se lleve una dulce sorpresa. Incluso, dentro de uno de los bombones puedes colocar una de las alianzas de boda de Cristina Wish que tanto le gustan a ella. Eso sí, que se vea, porque no queremos que se atragante comiendo el bombón. 

En un hotel de montaña

Si tu novia adora la naturaleza y desea pasar días alejada del estrés que ocasiona la ciudad, una idea fantástica es invitarla a una escapada romántica de fin de semana a un hotel de montaña. Es importante que escojas bien el lugar y que se ajuste a sus gustos. Antes de reservar el hotel, incluso podrías tantear a tu chica, pero con cuidado para que no sospeche nada.

La simple idea del viaje ya será inolvidable, pero imagina hasta qué punto puede llegar si además le haces una propuesta de matrimonio durante esos días. ¡No se le olvidará jamás! Aprovechando que estáis en pleno monte, sin ruidos ni nadie que os pueda molestar, pedir matrimonio mientras los dos estáis tumbados mirando la luz de las estrellas sería, sin duda, un momento idóneo. 

 

Son solo algunas ideas, pero existen un sinfín de ellas y de momentos para pedir matrimonio a tu pareja de manera original. Deja fluir tus sentimientos y tu imaginación y seguro que acertarás. Nadie conoce mejor a tu chica que tú mismo. ¡Qué viva el amor!