Este mes ha sido, sin lugar a dudas, el mes de la moda. Desde finales de enero, pero sobre todo durante el mes de febrero, hemos podido acudir a numerosas alfombras rojas: Globos de Oro, BAFTA, los Goya… Pero además, se han celebrado las semanas de la moda en las diferentes ciudades de renombre “fahsionista”… Aprovechando este tirón, ¿por qué no analizamos la moda que realmente nos interesa? ¡Es el momento propicio para detallar las tendencias de la moda nupcial de este 2018! Quién sabe, es posible que veamos a la futura esposa del Príncipe Harry, Meghan Markle, siguiendo estas directrices.

Fue durante la semana de la moda de París cuando nos sentamos a observar qué dictaban los grandes en lo que a las novias se refiere.  Por supuesto, existen detalles que nunca desaparecerán: ligeras transparencias, telas de gasa, bordados o toques en color, que pueden servir tanto para innovar como para seguir la ancestral tradición de llevar “algo azul”.

 

 

Este 2018 destacará por propuestas menos tradicionales y más arriesgadas para las protagonistas del día. Por un lado, seguirán vigentes los cortes asimétricos, helenísticos y griegos con los que el libanés y maestro de la Alta Costura, Elie Saab, nos deleitaba. Éste experto en moda nupcial, pues comenzó su andadura en la moda en esta categoría realizando colecciones especiales con la marca española Pronovias hace unos años, es el que precisamente se despunta de esta tendencia, apostando por blancos más champagne y faldas amplias.

No obstante, todos los diseñadores están de acuerdo en la importancia de los detalles: no solo se añaden bordados y pequeños toques de color, ahora se les da especial importancia a las espaldas. Una apuesta segura será decantarse por una espalda con transparencias y detalles en pedrería, a juego de las joyas nupciales que la novia desee llevar. También resulta interesante llevar los hombros descubiertos, prolongando así nuestro cuello y dándole un marco especial a nuestro escote.

 

 

Estos son cambios sutiles a la concepción que se tiene del tradicional vestido de novia, pero existen verdaderos cambios. ¿Por qué no apostar por un dos piezas? Puede ser en formato traje, yendo de lo más conjuntada con el novio, o en formato “crop top”, separando el top de la falda de una forma bellísima. O incluso la tendencia más arriesgada por el momento: la combinación entre mono con transparencias y una amplísima falda en tul.

Esta tendencia conseguirá que se incorporen elementos de lo más novedosos a la moda nupcial de una novia. Ahora es posible combinar tu vestido de novia con una blazer amplia y relajada, recurrir a tallajes “over size” para la elección de tu tuxedo o recurrir a una capa con elementos florales, de plumas o sencilla, olvidándote del tradicional velo. Son opciones de lo más arriesgadas y originales, y puede que tarden en normalizarse, pero son apuestas seguras tal y como dictan los grandes de la moda.

 

 

Sin embargo, si te parecen demasiado arriesgadas, también existen otras tendencias nuevas menos transgresoras. Por un lado, podemos alejarnos de las transparencias y los bordados, abrazando los tejidos completamente sobrios, lisos. Es posible que te sea complicado encontrar alguno, pero el que encuentres será exquisito, sobre todo si es en manga larga. Este tipo de vestido será ideal para las ceremonias invernales y destacará por su tradicionalidad reinventada.

De la misma manera, siguiendo el tejido sobrio y totalmente monocromático, podéis encontrar maravilloso vestidos lenceros nupciales. Desde el año pasado, la moda pijamera ha pasado a ser la más popular de todas y muchos diseñadores han decidido reinventarlo, consiguiendo diseños de lo más glamurosos. Se trata de piezas sencillas, lisas, sin pliegues, quizá con algo de pedrería, que buscan quedar como un guante y conseguir que brilles por ti misma, sin demasiado elemento decorativo.

 

 

Sea como fuere, a pesar de que existan tantas tendencias y unas parezcan más importantes que otras, nada debe eclipsar el momento mágico. Nunca debes olvidar que no habrá nada más especial que el momento de intercambio de alianzas con tu otra mitad. ¡Irradiaréis una magia y una felicidad que marcará la verdadera tendencia de vuestro 2018!