En una boda la figura de la invitada es casi tan importante como la de la novia. Y es que tiene que ir elegante, sobria, sin eclipsar a la protagonista pero, sin lugar a dudas, siendo capaz de acompañarla en todo momento. Esto exige tener un buen control del nivel del vestido, zapatos, y demás complementos, hasta en las joyas. De hecho, determinadas prendas y elementos quedan totalmente prohibidas para los invitados. Tal es la dificultad que queremos aprovechar aquí para darte una serie de consejos sobre cómo ser la invitada perfecta.

La importancia del look

Parece que esta temporadahabrá un mandamiento que tendrás que seguir a rajatabla: las faldas. Pasa un poco de los vestidos más tradicionales y busca un encaje diferente. Aunque es cierto que puedes encontrar muy buenos vestidos a buen precio en las rebajas, hoy en día se trabajan más los estilos y las bodas más informales. Cambiar el atuendo más clásico por una falda es una opción especialmente interesante. Además, puedes apostar por modelos orientales que vendrán de moda esta temporada, de manera que parezca un vestido en dos partes.

En cuanto a los zapatos, tienes dos opciones. O bien el plano y sino las sandalias con tacón. Los típicos high heels son muy propios del ambiente oficinista o laboral, es un estilo muy clásico con el que poco a poco se ha ido rompiendo.

El maquillaje es esencial, pero eso sí, el natural. No utilices productos ni nada que pueda intensificar demasiado la cara, hoy en día se busca más conseguir una cierta suavidad en el gesto. Todos estos cambios tienen una clara explicación se trata de que el tipo de bodas que se celebran han cambiado. ¿Quieres saber qué es lo que está ahora de moda?

Look en función de las estancias

Hoy en día es costumbre que se realice alguna que otra boda campestre. Los secretos en este caso para encajar perfectamente en esta celebración están en los complementos. Especialmente en las joyas y en el bolso. Busca algo con tonos naturales y claros, tirando a pastel. Nunca apuestes por colores íntegros como puede ser el blanco puro. Recuerda que no tienes que destacar sino que acompañar.

En cuanto a los zapatos, aquí la mejor opción es apostar por poco tacón o incluso por zapato plano directamente. Aun así, si el banquete se hace en un sitio cerrado puedes apostar por cambiarte el calzado en el último momento.

Como puedes ver, lo importante es encajar a la perfección en el ambiente, fundiéndote con él y cogiendo inspiración. Como te decíamos, el sentido y la seriedad de las bodas están cambiando en favor de la moda y de la alegría, y por eso las playas son, en la actualidad, uno de los lugares en los que más se suelen celebrar las bodas.

Si quieres un look playero lo mejor es que apuestes directamente por un vestido, puedes encontrar una amplia variedad a buen precio en muchas marcas. ¿Qué tiene que tener para ser perfecto? Pues un toque oriental. El estilo minimalista chino no destaca por encima de nada, lo que te ayudará a fundirte con el ambiente. Junto con un bolso color crema, un maquillaje natural y una sandalia plana o unas bailarinas puedes conseguir un efecto discreto pero muy interesante y bien compensado con el ambiente. Y así serás la invitada perfecta de cualquier boda.

En conclusión, para tener el aspecto ideal en este tipo de celebraciones lo importante es que sepas identificar bien el espacio en el que se va a desarrollar, y que no busques destacar, sino fundirte bien con el ambiente y absorberlo adecuadamente. De esta manera te podrás convertir en una invitada de lujo para cualquier boda.