El cuarzo, también conocido como cristal de roca, es una de las gemas más utilizadas en joyería. Asequible y transparente, este mineral ofrece un sinfín de posibilidades y llama la atención por su apariencia y propiedades. Pura energía y elegancia en todos y cada uno de los miembros de una familia de la que forman parte piedras tan sugerentes como la amatista o el ojo de tigre.

Las joyas de cuarzo son esencialmente mágicas y muy apreciadas por sus características piezoeléctricas, de las que se derivan capacidades esotéricas y sanadoras. Son piezas que embelesan y fascinan.

Debido a su belleza y sobre todo a su dureza y resistencia, el uso del cuarzo en joyería se remonta en el tiempo, casi siempre mediante una elaboración con pulido a cabujón. Antes se empleó igualmente con eficacia en la fabricación de útiles como cuchillos y puntas de flecha.

Clasificaciones del cuarzo hay muchas, aunque podemos distinguir simplificando entre las variedades macrocristalinas (casi todas las piedras preciosas o semipreciosas y los grandes cristales hexagonales), las microcristalinas o criptocristalinas (piedras opacas) y las amorfas (variedades sin estructuras).

En Cristina Wish diseñamos para ti preciosas joyas en las que el cuarzo es protagonista principal: la sensual y glamurosa sortija Medea; la sortija Ardelis, ejemplo de modernidad; los pendientes Valisi, articulados y coloridos; los pendientes Irina, para mujeres sofisticadas…

Echa un vistazo a nuestro catálogo de productos y decídete. ¡Pon un cuarzo en tu vida!