Huele a primavera. La primavera es amor. Y el amor, cuando es de verdad, perdura para siempre. En Cristina Wish hemos lanzado una campaña especial para gritarlo a los cuatro vientos y, de paso, animaros a celebrar vuestra boda en la estación del florecer y la alegría. Sí, queremos. Nos hace ilusión que os caséis en primavera y aquí os dejamos algunas ideas para que todo salga como lo habéis soñado:

LAS INVITACIONES

Una boda en primavera tiene que notarse desde el principio, desde la misma invitación. Opta por la originalidad y el colorido e incluye hojas y motivos florales. De todas formas, estilos hay muchos y para todos los gustos: papel reciclado, aire vintage, ilustraciones imitando acuarela, tipografías más o menos grandes y redondeadas, etc. Primaveral sí, pero es mucho más importante que los novios os sintáis identificados con la invitación, que os represente.

EL LUGAR ELEGIDO

Ha llegado el buen tiempo y esto hay que aprovecharlo. Una boda en primavera lucirá mucho más si se celebra en exteriores y rodeada de naturaleza. Existen fincas especialmente adecuadas para la ocasión y muchos otros emplazamientos con zonas ajardinadas.

LA DECORACIÓN

No solo es primavera sino que también tiene que parecerlo. ¿Las mejores aliados? El color y las flores. Os aconsejamos que llenéis los adornos y las mesas del banquete de tonos vivos. En cuanto a las flores, no abuséis de ellas pero aprovechadlas con equilibrio y originalidad para cubrir cortinas y/o paredes.

EL MENÚ

Ensaladas, frutas, helados, tartas floreadas… Que la primavera se refleje en vuestro menú, en el comer y en el beber. Recomendamos las limonadas (rosas, de lavanda) y algunos licores apropiados.

EL VESTIDO DE LA NOVIA

Si la primavera es protagonista, la novia ni te cuento, la principal de principales. Y bien, paso firme y vestido que le vaya como anillo al dedo. En blanco bien, muy convencional, pero ¿y si elegimos uno con estampados floreados? Los hay finos y elegantes, perfectamente combinados con el famoso ramo nupcial.