Flores son amores y más en primavera. Te ayudamos a elegirlas de temporada. Porque queremos que regales ese ramo improvisado que tanto le va a gustar. Porque creemos en los detalles y cualquier momento es perfecto para sorprender y decir te quiero. Porque se lo merece. Porque estamos en la estación de la luz, del color… y, por supuesto, de las flores.

Margaritas

No por pequeñas ni abundantes debemos despreciarlas. Al contrario, sus lígulas blancas y flósculos centrales amarillos nos cautivan con su elegante finura. Son flores que invitan al optimismo, relacionadas además con el amor, la inocencia y la amistad.

Tulipanes

Los tulipanes son también flores de primavera. Coloridas, llamativas, resultonas. Holanda no sería lo mismo sin ellas, y lo mismo le pasa al amor. Seguramente no lo sepas, pero los tulipanes se identifican con valores como el respeto y la fidelidad.

Violetas

Violetera, violetera, prepáranos un ramo excepcional que la ocasión lo merece. Esta flor simboliza el amor oculto, la modestia y el pudor, y aunque existen hasta 500 especies distintas, la más tradicional, la morada de 5 pétalos, es siempre una apuesta segura.

Orquídeas

Olvídate del lado salvaje de estas flores porque nos referimos a un regalo excepcional. Las orquídeas son pomposas pero naturales, bellas, sensuales y seductoras. Embajadoras del amor en su faceta más atrevida.

Petunias

Vivarachas y picaronas, así son las petunias. Su forma de trompeta provoca simpatías y su gama de colores es bien amplia: blancas, rojas, rosas, púrpuras, azules… las hay también que combinan tonos y rayadas.

Pensamientos

Sinónimo de reflexión, estas flores son también las del recuerdo. Regálale un ramo de pensamientos y aprovecha para hacer memoria y revivir tantos y tantos momentos compartidos.

Rosas

Y las rosas, rosas son. Estaba claro que no podían faltar. Un clásico que nunca falla, un icono del amor y la belleza del que existen alrededor de 100 especies.