¡Cómo nos gusta la primavera! Tras los meses del frío y duro invierno, la aparición del sol y del buen tiempo nos animan a salir a la calle y no entrar en casa. Así que, en lugar de quedarnos las tardes haciendo un ‘manta y peli’ mientras vemos cómo llueve a cántaros por la ventana, la primavera es tiempo de coger a tu pareja y salir a hacer cosas juntos. 

Viajar

Muchos son los días señalados en primavera en los que puedes aprovechar para realizar una pequeña escapada con tu chico o chica. Los fines de semana, el día del padre, las vacaciones de Semana Santa, etc. ¡Disfruta al máximo! Cambia de aires, conoce nuevos ambientes, tradiciones o por qué no, organiza una excursión culinaria.

Y es que cualquier excusa es buena para disfrutar del buen tiempo con tu pareja. Regálale un viaje romántico o iros con los amigos a pasar un fin de semana de relax. Lo importante es desconectar en la mejor de las compañías. Monta en el coche e investiga los misterios de la naturaleza porque en primavera el campo es espectacular; los árboles en flor, los prados verdes y toda la flora expuesta en una bonita combinación de colores. Sin duda, el ambiente ideal para sorprender a tu pareja con detalles que enamora. ¡Será fantástico!

Caminar

Caminar es un buen ejercicio para hacer en pareja y la primavera es el mejor momento para adaptar este hábito. Y es que salir a la calle y pasear sin rumbo no es una actividad reservada para jubilados. Por lo tanto, antes de coger el coche piénsatelo dos veces y si la distancia no es muy larga, coge de la mano a tu chico o chica y ¡a caminar!

Open mind’ que dicen los ingleses. Abre tu mente y descubre lugares desconocidos y sensaciones que se encontraban escondidas en tu interior. Respirar naturaleza, aire fresco y olvidarse por un tiempo del coche, el metro o el autobús es incluso hasta recomendable para nuestra salud. Además, es una buena excusa para encontrar el rincón idóneo en el que pedir matrimonio a tu pareja de manera original.

Actividades novedosas

La primavera es la época perfecta para romper con la rutina y poner en práctica planes que puedan surgir por iniciativa propia. Aprovechar el buen clima para hacer algún curso juntos puede resultar un gran plan. Salir a andar en bicicleta, ir a visitar una obra de arte, acudir a un concierto al aire libre, o incluso, apuntarse a un curso de buceo para aprovechar el calor y darse el primer chapuzón del año, son solo algunas de la cantidad de cosas que se pueden hacer en esta época del año.

Sin embargo, lo más importante es que de verdad tengas ganas de compartir ese tiempo con tu pareja, porque así cualquier lugar o actividad será especial. Valora más la compañía porque lo verdaderamente bonito… ¡es estar junto a la persona que amas!

Plan casero

Puede ocurrir que el tiempo nos juegue una mala pasada y todos nuestros planes se vean alterados. Aunque sería muy mala suerte no es descartable porque ya se sabe que ‘en abril, aguas mil’. Por ello, conviene ser precavido y tener siempre en la recámara un plan casero.

Invitar a tu pareja a comer u organizar una cena romántica puede ser un buen momento para que le demuestres a tu amor tus dotes culinarias. No hay nada mejor que preparar tú mismo los mejores platos y compartirlo con quien amas. ¡Seguro que le gustará!