Lucir perfectas el día de su boda es una de las metas de todas las novias. Para ello no basta con invertir en peluquería y maquillaje y elegir el mejor vestido; los meses previos a nuestra cita en el altar debemos prestar atención a nuestra piel y cabello para estar, de verdad, radiantes.

Crea tu propio calendario de belleza

Si lleváis meses de preparativos, ¿por qué no vas a pensar en tu aspecto con el mismo margen? Marca en un calendario las fechas clave, como citas en centros de belleza, y también rutinas relacionadas con la alimentación o los cuidados en casa. Así no se te escapará nada.

Nada más fijar la fecha de la boda, céntrate en tu salud: ya sabes que va de la mano de la belleza. Si no realizas ejercicio de forma regular, es el momento de empezar con este hábito saludable. Hacer deporte mejorará tu autoestima, tendrás más energía, liberarás los nervios típicos de las bodas y tu cuerpo se tonificará. Es la mejor preparación para que el vestido te siente perfecto. Si además vigilas que tu dieta sea lo más sana posible, solo obtendrás beneficios. Elimina en la medida de lo posible el café, el té y otros alimentos que puedan teñir tu dentadura.

La piel debe cuidarse a diario, por eso debes mantener tu rutina de higiene e hidratación facial. Incluye también un filtro solar para prevenir arrugas y manchas, una exfoliación semanal y no olvides hidratar a diario manos y labios. Ten en cuenta que una piel sana ofrecerá mejores resultados maquillada. Y no te olvides del cabello: sanéalo cada 3 ó 4 meses, hidrátalo y utiliza sérum.

Tratamientos especiales en manos de profesionales

Como mínimo dos meses antes de la ceremonia, te recomendamos que visites algún salón de belleza. Es muy buena idea recibir una exfoliación profunda, tanto facial como corporal. Un peelingprofesional preparará tu piel para brillar como nunca y recibir tratamientos posteriores. Además, puedes añadir algunas de las técnicas de rejuvenecimiento facial que hay en el mercado para que tu cutis esté firme, liso y luminoso. Muchos centros ofrecen también tratamientos flash para aportar vitalidad y atenuar las marcas de expresión.

No te olvides de tu pelo: los tratamientos para el cabello también son necesarios. Los hay para dar más brillo y volumen, para mejorar la estructura del corte, el color... Todo dependerá de tus necesidades.

Las manos serán un punto de atención en la ceremonia y en la celebración. Las alianzas lucen mejor en unas manos cuidadas, y no solo nos referimos a una buena manicura. Regálate un spa y una hidratación profunda, no olvides que las manos indican enseguida el paso del tiempo.

En las bodas las novias son el centro de todas las miradas. Para sentirte segura, planifica e invierte en cuidados de belleza con antelación.

Si quieres saber más sobre nuestras alianzas de boda o joyas nupciales, llámanos al 800-760-210.

¡Disfruta de tu día!