Las bodas son el símbolo del amor por excelencia. Es precisamente con una boda, con la que pretendemos celebrar nuestro amor con todos nuestros seres queridos, y hacer nuestro compromiso oficialmente legal. A la hora de planificar nuestras bodas, no escatimamos en detalles; invitaciones, trajes y vestidos, ceremonias, banquetes, bailes y demás preparativos, etc. Todos los preparativos que con tanto mimo organizamos y planeamos, quedarán plasmados en los recuerdos y fotografías de ese idílico día pero, de ese gran día, hay un pequeño objeto que llevaremos para siempre con nosotros: las alianzas de boda.

Debido a este motivo, a la hora de elegir las alianzas, son muchos los factores que debemos tener en cuenta. Uno de ellos, y el más importante, es la personalidad. Y es que, según la personalidad y gusto de cada uno, optaremos por un estilo u otro. Las alianzas de boda son para toda la vida, de modo, que te aconsejamos que le dediques algo de tiempo a la elección. No querrás arrepentirte de tu elección al cabo de un tiempo, ¿verdad?

En Cristina Wish sabemos que elegir la alianza perfecta no resulta nada sencillo. Por eso, en este artículo, queremos ayudarte en la elección de tu alianza de boda perfecta. Si estás buscando ayuda para de entre todas las alianzas de boda, elegir la más acorde a tu estilo y al de tu pareja, no dudes en seguir leyendo.

¿Por dónde empezar a elegir?

Iremos paso por paso. Antes de sumergirnos en el inmenso mar de alianzas de boda, comenzaremos por pensar en qué requisitos mínimos deberán reunir, para que no nos arrepintamos de nuestra elección.

Para que las alianzas de boda sean tan eternas como vuestro amor, deberán reunir ciertas características. La alianza es el complemento que nos acompañará toda la vida de modo, que lógicamente deberá ser cómoda, de buena calidad, estética y sobre todo, que refleje tanto tu personalidad como la de tu pareja.

¿Qué pretendemos comunicar?

A la hora de comunicarnos, no solo lo hacemos verbalmente sino que además, mediante la gesticulación de nuestras manos, acompañamos también el mensaje que queremos emitir. A pesar de saber la importancia que poseen nuestras manos, a menudo, infravaloramos el simbolismo y estética que pueden añadir los anillos a las mismas. Pero los anillos, pueden portar en su pequeña área, una infinidad de detalles. Estos detalles en conjunto, dotarán al mismo de una apariencia general que transmitirá una información concreta sobre quien lo lleve.

De manera, que si pretendemos acertar en la elección de nuestras alianzas de boda, tendremos que fijarnos en los detalles que las componen: tamaño, material, color, estilo, ornamentos, diseño, etc. Si además de eso, pensamos o reflexionamos sobre nuestra personalidad y sobre nuestros gustos y compatibilidades, daremos sin mucho esfuerdo con la alianza de boda perfecta.

Las alianzas más clásicas

Si eres un amante de los clásicos y quieres que tu alianza también lo sea, estás de suerte. Opta por una alianza de oro amarillo y sin demasiados ornamentos, y darás sin duda con la clave.

Alianzas de boda para los más románticos

Si eres romántico, no hay duda de que la elección perfecta serán las alianzas de oro blanco y diamantes. Estas alianzas tienen un toque clásico pero en conjunto, poseen un aire muy fino y estilizado que sin duda, sumará elegancia a tus manos.

Alianzas para los modernos pero funcionales

Si eres de los que buscan algo sencillo que no desentone en ninguna ocasión y además sea versátil, deberás tomar la corriente de las alianzas de boda de oro blanco lisas, o con algún pequeño detalle.

En resumen, cualquier alianza puede ser la perfecta. El truco para saber identificarla, más que en los colores o el material, reside en los pequeños detalles que la forman. De modo que, en Cristina Wish, te aconsejamos que no realices descartes en cuanto a estos aspectos, y te centres en las alianzas de boda que en conjunto, cumplan con los requisitos óptimos que sean complementarios con tu personalidad. No dudes en visitar nuestra tienda online para descubrir nuestra maravillosa oferta de alianzas.