La tradición manda y en asuntos del corazón incluye además momentos muy especiales. Uno de ellos es el de la proposición de matrimonio del novio a la novia, necesariamente acompañado de un regalo a la altura de tan importantes intenciones: el anillo de pedida o anillo de compromiso.

No es un detalle menor y seguro que estás lleno de dudas, así que aquí te dejamos algunos consejos que elegir un anillo de pedida te resulte mucho más sencillo y sorprendas a tu prometida:

1. Solitario o media alianza, la primera decisión

Para acertar con el anillo de pedida es muy importante que éste encaje con los gustos y rasgos de personalidad de la novia. La joya en cuestión puede ser el clásico solitario, aún hoy muy demandado, o una alianza o media alianza con o sin diamantes. Echa un vistazo a modelos de las distintas opciones y decide. Si tienes dudas, pregunta a tu chica como el que no quiere la cosa o déjate aconsejar por quienes mejor la conocen.

2. Un diseño para cada estilo

Hay anillos de compromiso de corte más tradicional y otros más modernos. Nuevamente es importante que tengas claro el estilo que más va con la forma de ser y vestir de tu novia. El diseño importa y mucho.

3. La calidad, una joya es para toda la vida

Compra tus joyas en un sitio de referencia y exige certificados de calidad. En Cristina Wish te los ofrecemos y ponemos nuestro buen hacer y tradición joyera al servicio de tus necesidades. Todas nuestras piezas están realizadas en oro de 18 quilates.

4. La talla, como anillo al dedo

El anillo es para lucirlo y no debe quedarle ni grande ni pequeño a tu prometida. Existen distintas formas de medir su talla y escalas distintas por países. La española incluye una numeración que va desde el 1 al 36. Consulta aquí sobre tallas de anillos.

5. El metal, para gustos... los colores

Normalmente un anillo de pedida o compromiso se elabora en oro. Puedes escoger entre oro amarillo, oro blanco y oro rosa, así como combinaciones de los anteriores según lo prefieras. Consulta aquí sobre los colores del oro.

6. La piedra, ese toque de distinción

El anillo de pedida puede ir sin ninguna, con una o con varias gemas. En caso de optar por la inclusión piedras preciosas, lo habitual es que se trate de diamantes. Consulta aquí para saber más sobre la calidad de un diamante.

7. El texto, una alternativa poco usada

No es habitual grabar los anillos de pedida, aunque en ocasiones se incluye la fecha en la que se realiza la propuesta y siempre puedes optar por algo más original.

8. El precio, un regalo ajustado a tus posibilidades

Lógicamente, el presupuesto es un factor importante a la hora de adquirir tu joya. Por suerte hoy en día hay opciones para todos los bolsillos, aunque te aconsejamos que compres con criterio para garantizar que tu anillo será el mejor según la relación entre calidad y precio.