El uso del anillo en señal de compromiso se remonta en el tiempo: ya los romanos los empleaban para sellar cartas y celebrar contratos e igualmente los judíos. Actualmente, las alianzas son uno de los símbolos más representativos en la ceremonia nupcial. El momento de su colocación en el dedo anular concentra la atención máxima de los invitados y atrae sobremanera la mirada de los objetivos fotográficos.

Cuando uno se casa lo hace con la intención de que sea para toda la vida; de ahí también que una correcta elección de los anillos sea tan importante. ¿Cómo elegir una alianza de boda? Te facilitamos a continuación algunas recomendaciones:

1. Decisión en pareja, un equipo de dos

La elección de las alianzas es responsabilidad de los dos. Iguales o diferentes, es importante que os pongáis de acuerdo sobre el estilo que más os gusta, el dinero que estáis dispuestos a gastar, etc. Tener unas ideas iniciales antes de comenzar con el proceso de compra facilitará después la tarea.

2. Presupuesto y calidad

A la hora de buscar, un filtro importante es el precio, que dependerá de la calidad de elaboración, del peso del oro, de los quilates del oro, de las piedras, etc. Estableced un presupuesto inicial aproximado y adquirid unas alianzas que se ajusten a vuestras posibilidades. Hay muchas opciones, aunque es importante que tengáis en cuenta qué estáis comprando, la calidad de cada pieza, antes de tomar una decisión.

3. Alianzas iguales o diferentes

Es habitual que el futuro matrimonio opte por un juego de dos alianzas iguales, aunque, lógicamente, en distintos tamaños; pero no siempre es así. Podéis optar también por diseños similares aunque con algunas diferencias (uno con piedra y otro sin ella, mismo modelo en metales distintos...) o incluso por argollas distintas. Lo más importante es que los dos lo tengáis claro y estéis a gusto con la adquisición.

4. Entre lo clásico y lo vanguardista, un estilo adecuado

Si sois más bien clásicos, seguramente os decantéis por alianzas de media caña; si por el contrario preferís algo más moderno, vuestros ojos se irán hacia las alianzas planas. Hay piezas para todos los estilos, es cuestión de buscar y comparar hasta encontrar la creación deseada.

5. La talla, anillos a la medida

Muy importante acertar con las tallas. No olvidéis tampoco que lo habitual es que ambos cónyuges llevéis las alianzas puestas a diario, por lo que tendréis que estar cómodos. Para más información, consulta aquí sobre tallas de anillos.

6. El metal, oro de colores

El oro es el metal por excelencia de las alianzas y lo tienes en 3 colores principales: amarillo, blanco y rosa. La elección dependerá en este caso de tus gustos y características físicas: el oro blanco, por ejemplo, resalta más en las pieles morenas, mientras que el oro amarillo es más agradecido en las pieles más claras.

7. Las dimensiones, el tamaño también cuenta

No todas las creaciones tienen el mismo tamaño. Para que lo tengas más claro, en Cristina Wish incluimos la altura y el grosor en las fichas de las alianzas de boda.

8. Con o sin piedras

Las alianzas pueden ir con piedras o sin ellas. Es habitual que los hombres elijan anillos más sencillos, sin gema, y que las mujeres prefieran un diseño con diamante para potenciar su feminidad y darle un aire de distinción a la pieza. Para más información, consulta aquí sobre cómo saber la calidad de un diamante.

9. La grabación, texto y tipografía

Lo habitual es grabar en las alianzas el nombre de los novios (en la del uno, el nombre del otro, y viceversa) y la fecha del enlace, pero hay más opciones. En este apartado, menos es más, puesto que las frases largas son a veces poco legibles. Elige también la tipografía, el tipo de letra que más te guste.