En verano hay que refrescarse. El agua nos ayuda a mantener baja nuestra temperatura corporal, hidrata y combate un sinfín de problemas cardiovasculares y renales. Sin embargo, no existe refrigerio más glamuroso en esta temporada estival que el de un buen cocktail preparado en primera línea de playa o en una fiesta nocturna por un habilidoso barman. El sabor, aroma y colorido de un combinado dice mucho de la persona que lo consume, así como la joyería que lleve. Siendo así, ¿por qué no cuidar este verano que la copa y los complementos vayan en consonancia? A continuación os ofrecemos ideas para combinar cocktails veraniegos de ayer y hoy con toda suerte de joyas.

Margarita / Diamante

Empecemos con un clásico. Este combinado con base de tequila, Cointreau y limón lleva siendo el protagonista de las terrazas hoteleras y las fiestas de cocktail veraniegas durante generaciones. Tiene un característico tono blanco pálido y su amargura y sequedad hablan de elegancia. Es difícil tomarse en broma una mano tocada con un anillo de diamantes y una Margarita entre los dedos.

Verano azul / Zafiro

Este combinado nada tiene que ver con Chanquete, Piraña, Bea y aquellos inolvidables personajes de la serie con la que comparte nombre. El Verano azul debe su color al Blue Curaçao, licor caribeño que aporta un intenso pigmento añil a todas las bebidas con las que se mezcla. ¿Qué puede combinar mejor con este cocktail que un anillo y unos pendientes con zafiro incrustado? Por supuesto, la mirada puede aportar mucho, si tienes los ojos azules. Pero ahí no te podemos ayudar.

Sangría de mango y piña / Oro

Lo sabemos, hay pocas cosas menos glamurosas que la sangría (¿el tinto de verano, quizás?). Pero nosotros te proponemos que pruebes a hacerla de una nueva manera: utiliza vino blanco en vez de tinto y añade algo de licor de naranja. Y cambia las frutas de siempre por mango y piña. El resultado será una sangría con un sabor tropical y un tono dorado. ¿Y qué hay más dorado que el oro? Cualquier complemento de oro convencional hará buenísima compañía a esta sangría poco convencional.

Ruso blanco / Perla

El Ruso blanco es un cocktail clasificado como “after-dinner”, ya que su espesor y dulzura lo convierten en una bebida perfecta para tomar después de una cena ligera. Sus ingredientes (vodka, licor de café y nata) le dan un tono aperlado: blanco y opaco. Serás la reina del cóctel con un ruso blanco en mano, un vestido oscuro y un collar de perlas.

Martini Zen / Oro blanco

Es normal arquear las cejas cuando se oye “Martini Zen”. Pero la verdad es que es un combinado que funciona. Consiste en mezclar una infusión de té verde con medio vaso de martini blanco on the rocks y adornar con unas hojas de menta, lo que resulta en un refrescante combinado de un dorado pálido. El té es sano, el Martini elegante y tú, si llevas una alianza de oro blanco encima, casarás a la perfección con tu cocktail. ¡Además tenemos un descuento de 50 € en alianzas y solitarios!

Sandía y vodka / Rubí

Acabaremos este repertorio con una atrevida alianza entre la sandía y el vodka. Esta bebida, de un refrescante sabor, tiene el color carmín intenso de esta fruta y casa a la perfección con la sequedad del licor de origen ruso. Complementa esta atrevida elección con unos pendientes con rubíes y los dejarás a todos boquiabiertos.

Con estas recomendaciones no tendrás excusa para decir que no sabes qué pedir ni qué llevar este verano. Nosotros podemos ayudarte con la parte de joyería y complementos con nuestra selecta selección de anillos, pendientes, collares y pulseras. De las bebidas, eso sí, se tendrá que encargar el barman.