Ya no hay cabida para lo aburrido o lo tradicional. La pedida de mano fue original, así que la celebración de la boda ha de serlo también. De hecho, hoy en día, son cada vez más las parejas que apuestan por una boda diferente. Es decir: prima la originalidad, una originalidad que va a proyectar el propio estilo de las parejas que deciden intercambiarse sus alianzas. Ahora, las bodas se celebran en cualquier lugar y cualquier época del año.

Primavera

La primavera es color, luz, romanticismo... Llega el buen clima con días claros y soleados y la naturaleza luce más viva que nunca. Y en esta estación ideal para celebrar una boda romántica, hay parajes inusuales que pueden convertirse en el escenario perfecto para celebrar bodas de ensueño.


Bodas primaverales

 

Una masía es un lugar ideal para bodas de cuento, donde disfrutar de la ceremonia rodeados de naturaleza y un día soleado. Un lugar alejado en el que la boda se convertirá en un evento inolvidable.

Otra alternativa para las bodas de primavera es en un castillo. En este lugar histórico, el tiempo se detendrá y el entorno será ideal y mágico. Grandes salones o majestuosos jardines son una opción ideal para una ceremonia llena de encanto.

Verano

Se dice que el verano revoluciona nuestras hormonas. Llegan los días calurosos, los baños en el mar y los atardeceres inolvidables. Para una entrega de alianzas especial y distinta en esta época del año, cada vez hay propuestas más originales. ¿Qué tal una ceremonia en un lago? ¿Y en un barco en alta mar?

 

Bodas de verano 

 

No hay mejor lugar para disfrutar de bodas al aire libre, en pleno verano, que un lago. Y qué lugar más original para oficiar una boda que el embarcadero. Después de este momento inolvidable, una ceremonia por todo lo alto al aire libre disfrutando de la naturaleza y, los que lo deseen, darse un baño en plena naturaleza.

Casarse en la playa es una opción bastante extendida, pero mejor celebrarlo alejado de la arena: en alta mar. Un hermoso y lujoso barco se está convirtiendo en una de las principales opciones para despejarse del calor veraniego. Con cómodas habitaciones para los asistentes y fantásticas instalaciones. Y, por supuesto, unas maravillosas vistas al infinito horizonte.

Otoño

Acabando el verano y con la llegada del otoño, se vislumbran las hojas doradas y de tonos cobres. No hay días soleados, pero sí mágicos, con sus mágicas flores en esta estación tan acogedora. El otoño es una fantástica opción para celebrar una ceremonia. Y qué lugares más mágicos que una bodega o un pueblo abandonado.

 

Bodas otoñales

 

Las bodegas disponen de espaciosos salones e incluso de servicio de catering. Unas fotos paseando por los viñedos serán el broche final en esta boda de encanto otoñal en un edificio emblemático o, quizá, moderno.

¿Y qué mejor hay que casarse en la tranquilidad de un pueblo? Ese aire a tierra, a naturaleza, a lo tradicional… Lo ideal sería que pudiese ser en el pueblo de alguno de los dos, para que sea más familiar y mágico.

Invierno

Celebrar el intercambio de alianzas en invierno se está convirtiendo también en una buena opción. Para resguardarse del frío invernal y de los posibles inconvenientes temporales, hay pocas opciones más inusuales, pero atractivos, que un invernadero o un observatorio astronómico.

 

Bodas Invernales

 

Los invernaderos son espacios con una localización perfecta para bodas que se celebren en lugares o épocas con tiempo inestable. Y en invierno es una opción especial e inusual de darle a las bodas la calidez y los colores de la primavera.

Casarse en un observatorio astronómico aporta mucha originalidad a la ceremonia soñada. Resguardados del frío o del mal tiempo tantos los recién casado como los asistentes podrán disfrutar de una boda mágica disfrutando de constelaciones.

Planificar una boda conlleva atender muchos pasos. Así, no solo es importante la celebración de la ceremonia, sino también el lugar donde se irán los novios de luna de miel para poner el broche de oro a la ceremonia.Elegir el mejor lugar será imprescindible para disfrutar de este viaje inolvidable para los recién casados.