Te proponemos una nochevieja de amor y romanticismo. Ni cenas rutinarias ni bolsas de cotillón ausentes de glamour. Ha llegado el momento de despedir el año saliente por todo lo alto y dar la bienvenida al nuevo de una manera memorable. Sorpréndela una vez más y gánate su corazón para siempre. Lee, imagina, prepara la ocasión como merece. Dila lo mucho que lo quieres, brinda por lo vuestro y si no lo has hecho aún… ¡pídele matrimonio!
 

NOCHEVIEJAS ROMÁNTICAS EN PAREJA

 

1. Capital extranjera

Cuanto más lejos mejor, por qué no. Deja atrás las rutinas y proponle a tu chica un fin de año en alguna capital extranjera. París, Londres, Berlín, Ámsterdam, Viena, Edimburgo o Budapest son algunas de las mejores opciones en Europa. Fuera te proponemos Nueva York y Río de Janeiro como destinos prioritarios.

2. Crucero con fiesta

Ha llegado el momento de zarpar. Despedid el año en alta mar y que os quiten lo bailado. Hay ofertas asequibles con fiesta a bordo. Muy romántico todo. Distinto, especial.

3. Escapada rural

¿Y si despedís el año en la intimidad de un alojamiento rural? En una casa con personalidad. Añeja pero acogedora. Entre piedra y vigas. Alejados del mundanal ruido. A la luz de las velas y mientras os susurráis cosas bonitas.

4. Hotel con encanto

También sirve un hotel, uno con encanto a ser posible. Más o menos lujoso, pero que sea cómplice y testigo de vuestro amor en una fecha tan señalada. Haz que se sienta la más importante.

5. Cena de gala

Que cocinen para vosotros y que lo hagan además con mucho gusto. Elige un restaurante de categoría, un menú para la ocasión y deja que la gastronomía lleve a cabo su trabajo de seducción. El local y el ambiente también importan. Cuida los detalles, elige a conciencia.

6. Esquí en pareja

Las estaciones de esquí te esperan con los brazos abiertos y una oferta también apta para Nochevieja. Pasadla rodeada de nieve y naturaleza haciendo algo que os encanta.

7. Concierto sorpresa

Espectáculos musicales de categoría son el concierto de fin de año de la Filarmónica de Viena y el baile del emperador del palacio de Hofburg, pero opciones hay más. Que fluyan las notas.